ELECTROESTRES

Escrito por doorway 23-05-2007 en General. Comentarios (0)

 

Desde hace unos 15 años la hipótesis de que las antenas de telefonía

móvil y otros aparatos que desprenden ondas electromagnéticas, más

conocidas como radiaciones no ionizantes, son los responsables

indirectos de ciertos tipos de leucemias y linfomas, la explicación de

estas modernas patologías se debe en gran medida al avance de las

nuevas tecnologías en materia de telecomunicaciones. Se sabe con

casi total seguridad que las ondas electrómagneticas producidas por

las antenas emisoras de radiofrecuencia situadas en zonas urbanas o

 habitadas alteran las ondas cerebrales beta produciendo una especie

de estrés que influye decisivamente en el sistema inmune, debilitándolo

y por tanto haciendo que el organismo sea más vulnerable a las infecciones

y proliferaciones tumorales de naturaleza benigna y maligna, como son los

linfomas o tumores de ganglios y leucemias o

defecto de los glóbulos blancos que hace que estos no cumplan su

cometido en la totalidad, el estrés inducido por el efecto de las radiciones

en las ondas cerebrales hace que se segrege gran cantidad

de catecolaminas como la adrelanina y noradrelanina que bloquean

ciertos receptores de menbrana de los leucocitos , y de esta forma

se baja químicamente la guardia, esta desactivación hace que en

caso de una verdadera infección o una proliferación anómala de

células cancerígenas en cualquier parte del cuerpo, incluidos los

huesos, el leucocito  en sus diferentes variedades sea inoperante

frente a la entrada de un agente extraño o antígeno. El bloqueo de

estos receptores de los leucocitos y fagocitos por parte de proteinas

segregadas al torrente sanguíneo ,producidas como consecuencia del

estrés y electroestrés hace que la invasión de células malígnas y

microbios sea un éxito . Por supuesto también es decisiva la cantidad

de glóbulos blancos que se fabrican en la médula ósea ,en la llamada

serie blanca a partir de células madre originales en el interior del hueso

,en cada cuerpo,lo que se conoce coloquialmente por tener las defensas

altas o bajas.

Las soluciones a estas radiaciones no ionizantes son bien sencillas,

apartar o trasladar las antenas a zonas alejadas de nucleos urbanos,

y por consiguiente estadísticamente hablando el riesgo se reducirá,

en grado sumo. También se ha comprobado que las personas que

trabajan diarimente en contacto con aparatos electricos como los

transmisores ,están expuestos en mayor medida al electroestrés con

los consabidos efectos secundarios. Así pues las personas que se

hallan en contanto directo con pantallas de televisión , móviles

fotocopiadoras pueden padecer a lo largo de su vida alguna de

estas dolencias, derivadas de las radiaciones no ionizantes, digamos

pues que los oficinistas y detectives ocupan posiciones de riesgos,

en cuanta a este tipo de radiaciones de radiofrecuencia, habría pues

que alejarse de estos aparatos a una distancia prudencial , o rodear

los lugares de trabajo ofimático de un material que absorviera las

radiofrecuencias no ionizantes, podría ser algo parecido al material

del que están hechas las esponjas de mar.

 

 

RADIACIONES NO IONIZANTES